You are visiting a website that is not intended for your region

The page or information you have requested is intended for an audience outside the United States. By continuing to browse you confirm that you are a non-US resident requesting access to this page or information.

Switch to the US site

Centro de recursos de Covid-19

Los profesionales de la salud pueden encontrar ayuda y orientación sobre el uso de nuestros productos para tratar a sus pacientes, así como otra información y consejos prácticos.

Leer más

Las tres principales causas de contaminación cruzada en las instalaciones de bioseguridad

La contaminación cruzada en los laboratorios BSL-3 y BSL-4 supone un riesgo importante para el personal y la comunidad que rodea estos laboratorios debido a la presencia de agentes peligrosos en estas instalaciones. 

Descargue el artículo técnico: Reducción de incidentes en instalaciones BSL-3 y BSL-4

La reciente serie de incidentes sufridos en los laboratorios de los CDC en relación con la transferencia accidental de ántrax vivo a un nivel de contención inferior subraya la importancia de utilizar prácticas de seguridad adecuadas y equipos con un mantenimiento correcto. A diferencia de la contaminación cruzada en otros laboratorios, que normalmente solo provoca falsos positivos en las pruebas científicas, la contaminación en instalaciones BSL-3 o BSL-4 puede llegar a provocar una epidemia potencialmente mortal.

Las evaluaciones de riesgos estándar han identificado tres tipos principales de contaminación cruzada que son específicos de las instalaciones BSL-3 y BSL-4.

  • Interrupción del proceso
  • Fugas en juntas/sellos
  • Transferencias de materiales inadecuadas

Comprender la posibilidad de que se produzca un incumplimiento de los procedimientos de laboratorio normales puede ayudar a los responsables de las instalaciones a protegerse mejor de cualquier contaminación cruzada en un entorno BSL-3 o BSL-4.

¿Qué causa la contaminación?

Muchas instalaciones BSL-3 y BSL-4 utilizan autoclaves para descontaminar los diferentes materiales de investigación antes de su eliminación o transferencia a un área de contención u otra ubicación. Son dos los problemas habituales que pueden surgir en aquellas instalaciones con autoclaves desfasados o con un mantenimiento deficiente. Estos problemas pueden agravar la principal causa de contaminación cruzada en las instalaciones de bioseguridad: la transferencia de materiales.

1. Equipo defectuoso: interrupción del proceso

La interrupción del proceso es una de las formas más habituales en las que se puede producir contaminación cruzada. Si el ciclo del autoclave no se completa correctamente o si es insuficiente para una descontaminación completa de los agentes potenciales, es posible que se transfieran cepas vivas entre las áreas de contención. Este tipo de contaminación cruzada se suele deber a equipos defectuosos o con un mantenimiento inadecuado. La contaminación cruzada también se puede producir si los autoclaves no se instalan de acuerdo con las especificaciones. Para satisfacer las necesidades de descontaminación de las diferentes aplicaciones y las normas vigentes, los autoclaves deben cumplir los criterios necesarios.

2. Equipos inadecuados: fugas en juntas/sellos

Una segunda área habitual de contaminación cruzada es una fuga en una junta. Las instalaciones BSL-4 están obligadas a utilizar sistemas de sellado biológico en sus autoclaves de doble puerta. Si este sellado es insuficiente para los materiales manipulados o si se produce una fuga, es posible que se produzca contaminación cruzada entre las áreas de contención.

3. El problema principal: transferencias de materiales

Las transferencias de materiales son, de lejos, la causa más habitual de contaminación cruzada en las instalaciones de bioseguridad. Los autoclaves correctamente diseñados en configuraciones de doble puerta tienen interbloqueos en las puertas que garantizan un flujo correcto de materiales, permitiendo que en todo momento solo esté abierta una puerta y únicamente cuando haya finalizado el ciclo de descontaminación. Si un autoclave defectuoso o desfasado permite la apertura de las dos puertas al mismo tiempo, es posible que se produzca contaminación cruzada directa entre las dos áreas de contención.

La solución

A la hora de reducir las probabilidades de que se produzca contaminación cruzada en instalaciones de bioseguridad, saber lo que se debe buscar en un autoclave es un factor importante. Un reciente artículo técnico ofrece información importante para la incorporación de autoclaves en instalaciones BSL-3 y BSL-4 con el fin de mejorar la bioseguridad.

Descargue el artículo técnico: Reducción de incidentes en instalaciones BSL-3 y BSL-4