You are visiting a website that is not intended for your region

The page or information you have requested is intended for an audience outside the United States. By continuing to browse you confirm that you are a non-US resident requesting access to this page or information.

Switch to the US site

Centro de recursos de Covid-19

Los profesionales de la salud pueden encontrar ayuda y orientación sobre el uso de nuestros productos para tratar a sus pacientes, así como otra información y consejos prácticos.

Leer más

Una colocación adecuada mejora los resultados en los pacientes

Getinge trabaja en estrecha colaboración con el personal quirúrgico para desarrollar soluciones de colocación de los pacientes que mejoren el acceso ergonómico al campo quirúrgico y que reduzcan el estrés para los pacientes.

La colocación del paciente es un requisito previo fundamental para el éxito de un procedimiento quirúrgico. Una colocación óptima no solo garantiza el mejor acceso posible al lugar quirúrgico, sino que también evita las consecuencias a largo plazo de lesiones neurológicas y úlceras de presión. Al evitar estas consecuencias secundarias, los pacientes tienen una recuperación más rápida, una rehabilitación más fácil y mejores resultados.

Reducir las complicaciones al mínimo con colocaciones específicas para los procedimientos

Cada una de las cuatro posiciones generales —decúbito supino, decúbito prono, lateral y sentada— presenta sus propias ventajas y retos.

Decúbito supino

La posición en decúbito supino es la más frecuente para muchas disciplinas quirúrgicas. Debe prestarse especial atención a la colocación de las piernas, comprobando que las rodillas y las articulaciones no estén demasiado estiradas. La cabeza y la zona cervical de la columna deben estar relajadas. Una colocación cuidadosa de los brazos puede evitar las lesiones neorológicas.

Decúbito prono

La posición en decúbito prono suele usarse para la cirugía de columna. El torso debe colocarse sobre una almohadilla con una abertura grande que permita al estómago y al pecho continuar con la respiración. Deben colocarse almohadillas debajo de las rodillas y levantar ligeramente las piernas. La cabeza debe colocarse de modo que la zona cervical de la columna esté en posición neutra. Las almohadas con cortes laterales permiten un fácil acceso para los tubos de anestesia.

Posición lateral

El paciente debe estar seguro para que no se mueva. Se recomienda usar almohadas suficientes para piernas y talones. Puede colocarse al paciente sobre las articulaciones motorizadas del tablero para conseguir un acceso óptimo a la zona torácica o renal.

Posición sentada

Las piernas y rodillas deben estar relajadas y no demasiado estiradas. Una vez que se haya colocado al paciente en la posición sentada, deben eliminarse las fuerzas de cizallamiento y fricción que puedan haber surgido durante el proceso de colocación.

Colocación de los pacientes con mesas de quirófano móviles

La colocación óptima del paciente es uno de los
requisitos previos más importantes para el éxito de una operación. Hemos creado
este pequeño y práctico manual para demostrar
detalladamente las opciones de colocación posibles.

Descargar la guía completa