You are visiting a website that is not intended for your region

The page or information you have requested is intended for an audience outside the United States. By continuing to browse you confirm that you are a non-US resident requesting access to this page or information.

Switch to the US site

Centro de recursos de Covid-19

Los profesionales de la salud pueden encontrar ayuda y orientación sobre el uso de nuestros productos para tratar a sus pacientes, así como otra información y consejos prácticos.

Leer más

GDT

Terapia dirigida al cumplimiento de objetivos

¿Podemos estandarizar el tratamiento?

En 1988, Shoemaker estableció los primeros principios de la terapia dirigida al cumplimiento de objetivos (GDT) y demostró que es superior en términos de resultados.[1]

Desde entonces, este concepto se ha adoptado y se han desarrollado nuevas indicaciones perioperativas, como la cirugía general, abdominal, cardiaca y ortopédica. Las mejora en los resultados gracias a la GDT se han demostrado en muchas publicaciones.

Los algoritmos o procedimientos operativos estándar (SOP) se han ido haciendo cada vez más
importantes en la actividad diaria de los profesionales sanitarios de todo el mundo. Son las herramientas clave para trasladar el concepto de la GDT a la práctica clínica.

GDT en cirugía abdominal: el estudio de Salzwedel

Solo con el uso del índice cardiaco (CI), la variación de la presión de pulso (PPV) y la presión arterial media (MAP) como parámetros objetivo, combinados en un algoritmo inteligente, Salzwedel y otros fueron capaces de reducir las complicaciones de forma importante. Una arteria radial estándar, un transductor de presión de alta resolución (ProAQT), un sistema de control (PulsioFlex) y un plan acerca de cómo controlar a su paciente (algoritmo) es todo lo que necesita para conseguirlo.[2]

Más información acerca de los resultados obtenidos

GDT en la cirugía del corazón: el estudio de Goepfert

Solo con el uso del índice diastólico final global (GEDI), la variación del volumen sistólico (SVV), la presión arterial media (MAP) y la frecuencia cardiaca (HR) como parámetros objetivo, combinados en un algoritmo inteligente, Goepfert y otros fueron capaces de reducir las complicaciones y la estancia en la UCI de los pacientes de cirugía del corazón de forma importante. Un catéter de termomodulación transpulmonar (PiCCO), un transductor de presión estándar, un sistema de control (PulsioFlex) y un plan acerca de cómo controlar a su paciente (algoritmo) es todo lo que necesita para conseguirlo.[3]

Más información acerca de los resultados obtenidos

Todas las referencias

  1. Shoemaker, W.C. et al., Prospective trial of supranormal values of survivors as therapeutic goals in high-risk surgical patients. Chest 1988; 94(6): 1176-86.

  2. Goepfert, M. et al., Individually Optimised Haemodynamic Therapy Reduces Complications and Length of Stay in the Intensive Care Unit - A Prospective, Randomised Controlled Trial. Anesthesiology 2013; 119(4): 824-836.

  3. Salzwedel, C. et al., Perioperative goal-directed hemodynamic therapy based on radial arterial pulse pressure variation and continuous cardiac index trending reduces postoperative complications after major abdominal surgery: a multi-center, prospective, randomized study. Crit Care 2013; 17(5): R191.